martes, 16 de abril de 2013

Realiza tu mantenimiento de la moto

Equipamiento moto
Las motos como cualquier método de transporte incluyendo al auto, requieren de un sistema de mantenimiento del equipo, para que su funcionamiento sea óptimo y se alargue la vida del motor y de cada una de sus partes.

Si está recién comprada la moto, existirá un período de garantía que protege su funcionamiento y cada una de las partes, debido a defectos de fábrica o daños fuera de tiempo mientras se usa la moto. Por ello, debes consultar con el proveedor y tienda que te realizó la venta, para que te indiquen las garantías que cubren y los mantenimientos regulares que debes realizar, los cuales con seguridad dependerán del kilometraje o millaje de utilización de la moto.

Por lo general existen dos tipos de mantenimientos de tu moto, el mantenimiento preventivo y el curativo. El primero se realiza antes de que falle la moto y la máquina, mientras que al segundo se acude cuando se presenta la falla o daño. El mantenimiento preventivo debes realizarlo con regularidad y exactitud, siguiendo las indicaciones del manual de la moto y de aquellas que te dieron al comprarla, que incluirán el aceite y engrase, la revisión de frenos, el ajuste general.

Un factor clave es que puedas determinar y seleccionar de antemano el lugar o taller a donde acudirás a realizar los mantenimientos de la moto. Si el lugar en donde la compraste te presta el servicio, mucho mejor, porque ya conoces tu historial y ganas confianza de que el proveedor es original, en el cambio y reparación de las partes. En caso contrario, lo mejor es preguntar a referidos, y personas que ya utilicen el mantenimiento para que te den su versión del porqué acuden a uno u otro lugar, las razones que le llevan a ser clientes fieles del taller, y si es posible los descuentos que logran para que también te los apliquen.

Una máquina sin mantenimiento disminuye su vida útil, terminas invirtiendo más dinero remediando las fallas que previniendo las mismas, y te arriesgas a que te deje tirado la moto en pleno viaje, por falta de previsión. En cambio, una moto bien cuidada y alineada, desgastarán menos las partes que utiliza para su normal funcionamiento y tendrás que cambiarlas en tiempos más largos, lo cual es beneficioso para tu bolsillo.

Realiza tu mantenimiento de la moto, aprende de los mecánicos, recibe consejos para que puedas realizar por ti mismo pequeños arreglos, no te dejes varar en el camino, disfruta del paseo y logra que tu medio de transporte alargue su vida útil lo máximo posible. Muchas veces las máquinas presentan mal funcionamiento porque no se le hizo el mantenimiento en la oportunidad y con la precisión que exigía cada marca de moto y uso específico. No dejes que el descuido deteriore tu moto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario